logo

Blog

Inspección sensitiva: cómo crear checklists eficientes

8 de mayo de 2023

Para tener una buena Gestión de Mantenimiento es importante contar con un plan de mantenimiento bien elaborado, que contemple la inspección de activos. Vea cómo elaborar un checklist de inspección sensitiva eficiente para su plan de mantenimiento.

Plan de Mantenimiento y Plan de Inspección

El Plan de Mantenimiento es la planificación de todas las intervenciones que se realizarán en los activos/máquinas.

Un plan de mantenimiento bien elaborado, basado en los modos de falla de los equipos, impacta positivamente en la fiabilidad y disponibilidad. Una de las estrategias de mantenimiento que debe describirse, planificarse y programarse en el plan de mantenimiento es el plan de inspección de activos.

Teniendo en cuenta que las fallas pueden presentarse de varias formas y por varias razones, tener un plan de inspección estructurado permitirá identificar, por ejemplo, si alguna acción en el uso del activo llevará a una falla por uso incorrecto. También será posible identificar una tendencia a la falla por deterioro, fatiga, esfuerzo excesivo, entre otros.

El plan de inspección es importante para disponer de datos y elementos que permitan detectar un posible defecto, un signo o síntoma de falla, antes de que la falla se presente realmente. 

Por ello, es muy importante que la inspección sensitiva se base en las particularidades físicas y el contexto operativo en el que se inserta ese activo. 

La inspección sensitiva instrumentada, por ejemplo, tiene excelentes herramientas que pueden darnos elementos válidos para evaluar las estrategias de mantenimiento y si hay necesidad de revisar el plan de mantenimiento.

Además, es fundamental disponer de registros históricos de las inspecciones. De este modo, será posible seguir la evolución de un comportamiento/parámetro que esté en desacuerdo con el comportamiento que se consideraría normal para ese activo.

Principales ventajas de la Inspección Sensitiva

Una de las principales ventajas de la implementación de un Plan de Inspección Sensitiva en la gestión del mantenimiento (siempre que esté bien estructurado, elaborado con métodos de inspección, enfocado en los ítems críticos del activo y con una periodicidad asertiva) es la evidencia de mejora en los indicadores de fiabilidad, disponibilidad y costes de mantenimiento, lo que obviamente tiene extremada relevancia para el proceso de Gestión del Mantenimiento.

Entre las principales ventajas, se destacan:

  • Bajo coste de implantación;
  • Mayor fiabilidad y disponibilidad de los activos;
  • Reducción del mantenimiento correctivo de emergencia;
  • Menores impactos negativos en la producción;
  • Ayuda a identificar el Backlog futuro, pues proporciona una visión de la planificación necesaria para la programación futura de un mantenimiento correctivo planificado, por ejemplo.

El plan de inspección en la Práctica

Ante las diversas ventajas que posibilita la aplicación del plan de inspección, surge el reto de ponerlo en práctica. Es a partir de este momento que los datos relativos a las condiciones y al funcionamiento de los activos son recolectados y transformados en informaciones útiles. En este contexto, los conceptos de Checklists y Rutas se presentan como pilares para la viabilidad de la Inspección en la Práctica.

Los Checklists son secuencias de ítems de verificación que tienen como objetivo orientar al inspector durante la recolección de datos/información en campo. A través de ellas, los sentidos del inspector se dirigen a observar los puntos fundamentales para el buen funcionamiento de la máquina/proceso.

La organización de estos checklists puede variar de acuerdo con la particularidad de la inspección, como, por ejemplo, ordenar un formulario con preguntas sobre las partes de los activos o incluso solicitar la entrada de un valor de magnitud física medido con un instrumento metrológico auxiliar (Sensitiva Instrumentada).

De este modo, con amplias posibilidades de personalización, y sin una “receta del pastel” ya preparada para la creación de checklists, surge el reto de transformar el contenido de los manuales de los equipos y/o el historial de operación de los activos en checklist asertivo, estandarizado y escalable.

Sin embargo, a pesar de no disponer de una receta prefabricada, existen directrices que ayudan en el proceso de creación de checklists que se desarrollarán posteriormente en el plan de inspección. 

La primera directriz consiste en agrupar los frentes/categorías de verificación, de los cuales el método de creación de listas de comprobación de Dynamox destaca 5 principales: 

  • Estructura/Cuerpo del Equipo;
  • Elementos de Fijación;
  • Elementos Funcionales;
  • Condiciones de Operación;
  • Vecindad del equipo.

La segunda directriz confrontará los efectos de los modos de falla, listados en cada grupo destacado en el paso anterior, con las características de los activos a ser inspeccionados. En este punto, la información contenida en los manuales y/o historial del equipo es fundamental para seleccionar los efectos compatibles con el activo a la hora de crear el checklist.

Por ejemplo, al crear un checklist para reductores, los siguientes ítems son consistentes:

La tercera directriz contempla la forma en que la empresa detecta y trata las anomalías presentes en campo. Es decir, cómo se interpretará y tratará posteriormente la información recolectada por el inspector (a través del checklist). Esta organización interfiere directamente en la construcción de los checklists, ya que el contenido debe ser compatible con la disciplina responsable, por ejemplo: el contenido relacionado con defectos mecánicos debe ser dirigido y tratado por el equipo mecánico, el contenido relacionado con defectos eléctricos debe ser dirigido y tratado por el equipo eléctrico, y esta misma línea de razonamiento debe ser considerada para disciplinas como lubricación, construcción, entre otras, de acuerdo con las particularidades de la empresa.

Dynamox desarrolló una herramienta para la realización de inspección sensitiva que, como lo sabe, utiliza los sentidos humanos para la detección de fallas. La herramienta DynaSens, presente en la Plataforma Web Dynamox, aplica estos conceptos y cuáles son los principales elementos que componen la herramienta que puede ser utilizada a través de la App Dynamox en el teléfono móvil o tableta.

Eche un vistazo a más detalles de la aplicación de la herramienta leyendo el artículo “7 Beneficios de la inspección sensitiva con DynaSens“.

Suscríbete a nuestro boletín y recibe nuestros contenidos


Compartir:

Twitter
LinkedIn
Facebook

Suscríbete a nuestro boletín y recibe nuestros contenidos

No te pierdas las noticias y actualizaciones de Dynamox

Dynamox S.A

Rua Coronel Luiz Caldeira, nº 67, bloco C - Condomínio Ybirá Bairro Itacorubi, Florianópolis/SC, CEP 88.034-110 | Teléfono: +55 48 3024-5858