logo

Blog

Como el mantenimiento predictivo apoia el Saneamiento básico

21 de septiembre de 2021

Brasil es un país que históricamente tiene una red de saneamiento básico (tanto de distribución, recolecta y tratamiento de aguas residuales) que resulta insuficiente para el tamaño de su territorio y población. En valores aproximados, poco más de la mitad de los brasileños tienen acceso a recolecta de aguas residuales en sus casas.

Con la idea de ampliar la red de distribución, mejorar la calidad de vida de la población y proteger el medio ambiente, el Gobierno Federal aprobó el nuevo Marco Legal de Saneamiento Básico como forma de incentivar la entrada de nuevos agentes en el sector, y a la iniciativa privada. 

Debido a esa acción, la tendencia es de que la concesión de contratos se torne altamente competitiva y de esa forma, se destacarán las que tengan más  confiabilidad y calidad de producto final. Es en ese momento que la tecnología aparece como un aliado importante. 

En este texto, mostraremos los principales aspectos del nuevo Marco regulatorio y cómo tecnologías como la de Dynamox aplicadas al mantenimiento predictivo, pueden traer diversos beneficios para las empresas que ya actúan o que pretenden actuar en el sector.  Continue leyendo!

Red de saneamiento actual de Brasil

A pesar de ser uno de los países con más abundancia de agua en el mundo, todavía hay casi 35 millones de personas que no tienen acceso al agua tratada en Brasil.

Según el Instituto Trata Brasil, 100 millones de brasileños no poseen colecta de aguas residuales en sus casas. 

Además del impacto social y sanitario de la insuficiente red de saneamiento, claramente hay un impacto considerable para el medio ambiente. El 49% de las aguas residuales brasileñas no es tratada. Eso representa un volumen de 5,3 mil piscinas olímpicas de residuos tirados todos los días en la naturaleza.

Sobre la perspectiva de un histórico reciente, el escenario es aún más preocupante. Según datos publicados por la Asociación Brasileña de las Concesionarias Privadas de Servicio Públicos de Agua y Esgoto (Abco) e Sindicato Nacional de las Concesionarias Privadas de Servicios Públicos de Agua y Aguas residuales (Sindicom), hubo una regresión en el índice de atendimiento del agua tratada en las áreas urbanas, mientras que la colecta de aguas residuales en relación con el agua consumida tuvo un ligero crecimiento.

Según el Ministro de Minas y Energía, Bento Alburquerque, Brasil enfrenta  “la peor crisis hídrica de su historia”. En 91 años de monitoreo de las cuencas hidrográficas, el nivel de la lluvia está bastante bajo de la media histórica, y los depósitos que abastecen con agua y energía las regiones más populosas del país operan en un  20% de su capacidad

Con la perspectiva de incertidumbre, aumento de la banderas  tarifarias y posibles racionamientos de energía eléctrica, la confiabilidad del sistema tan esenciales como estos se hace aún más importantes, 

Planificación para el futuro

Con la finalidad de mejorar el preocupante escenario, el gobierno federal lanzó en el 2013 el Plano Nacional de Saneamiento Básico (PLANSAB). El objetivo principal de la medida es alcanzar, hasta el 2033, la universalización de los servicios de saneamiento, esto es 99% de la población con abastecimiento de agua y 90% de agua residuales recolectada y tratada. 

Para llegar a la universalización, se hace necesario una alta inversión en la construcción de la infraestructura, ampliación de la red actual de colecta, distribución y mantenimiento de los activos ya instalados.

El estimado es de que R$ 753 billones en inversiones sean obligatorios para que el país logre la universalización del acceso al saneamiento, de ese valor, R$ 255 billones serán destinados para la recuperación de la depreciación de las redes y activos existentes. 

Estímulo a la iniciativa privada

Para ayudar el camino hasta el objetivo de la universalización del saneamiento, fue sancionado el día 15 de julio de 2020 el nuevo Marco Legal de Saneamiento Básico (Lei.14.026). La finalidad del nuevo marco es actualizar la legislación para fomentar la entrada de nuevos agentes en el sector,  aumentar la competitividad y estimular la ganancia de escala.

La norma principal es la obligatoriedad de la apertura de licitaciones para la concesión de empresas del estado al sector privado. Además, existen otras nuevas normas importantes.

  • No interrupciones en el servicio;
  • Média de 30 años de contrato;
  • Las empresas serán reguladas por la Agencia Nacional de Aguas (ANA).

La aprobación de esas dos nuevas  legislaciones indica claramente que ese sector se activará y, naturalmente ese mercado entrará en alza. Se espera que a partir del nuevo marco legal, la iniciativa privada aumente su participación tanto en la colecta  de aguas residuales  como en la distribución del agua tratada.

Según un estudio de  Panorama 2021, las concesiones privadas suman 33% de lo invertido en el sector, correspondiendo a R$ 4.8 billones, de un total de R$ 14.8 billones

En la actualidad existen 191 contratos firmados con la iniciativa privada en las modalidades de concesiones totales o parciales. Sociedad de Propósito Específico (SPE), Parcerias Público Privadas (PPPs) y sub delegaciones. De esos 42% son en pequeños municipios – hasta 20 mil habitantes – y 22% de municipios con 20 mil a 50 mil habitantes, totalizando 7% de los municipios brasileños. 

Con la actualización de la legislación e incentivo al modelo de concesión, aún de acuerdo con el mismo estudio, se estima que la iniciativa privada atienda al 40% de la población hasta 2030. 

¿Cómo los mantenimientos preventivos y predictivos pueden ayudar en la universalización?

Con el creciente incentivo para que el sector privado invierta en el sector, es natural que la competencia por los contratos de concesión también aumente. 

En un escenario de alta competencia, se destacarán las empresas que utilizan tecnología de punta en su operación y que son capaces de garantizar más calidad de servicio, más confiabilidad y reducción de costos.

En general, la empresa que asume una red pública de saneamiento debe presentar un Plan de Mantenimiento, que debe ser aprobado por un órgano público regulador correspondiente a la región. La política de mantenimiento comúnmente se divide en 3 niveles: correctivo, preventivo y predictivo.

Las empresas que tienen un plan bien definido de mantenimiento y que utilizan servicios de tecnología de Industria 4.0 (como es el caso de los sensores inalámbricos de vibración triaxial y temperatura de Dynamox) tienen una ventaja competitiva.

Los sensores pueden ser utilizados para monitorear los rodamientos en los diversos tipos de motobombas y en reductores, equipos esenciales para el funcionamiento de una red de saneamiento.

Con estos sensores es posible monitorear y hacer pronósticos de las condiciones de las máquinas e intervenir con el mantenimiento antes de que ocurra un quiebre o interrupción del servicio.

Además, entre los principales beneficios del uso de la tecnología están la confiabilidad y la disponibilidad de los activos operacionales, más calidad del producto/ servicio final, maximización de la vida útil de los componentes y la capacidad de identificar con antecedencia las fallas que pueden ocasionar desperdicios de recursos y accidentes de trabajo. 

La aplicación de una solución tecnológica para monitoreo de vibración y temperatura como la de Dynamox, puede ser combinada con el análisis remoto de los datos monitoreados y recomendaciones de acciones de mantenimiento. De esa forma, no es necesario la contratación de un especialista para ese tipo de análisis, el equipo de Dynamox puede hacer esto.

La tercerización es una práctica común para este tipo de servicio, no hay necesidad de que el analista esté en la planta, ya que la colecta de los datos se hace de manera automatizada. 

Si ya existe un equipo disponible que se encargue  del análisis de los datos de vibración en la concesionaria, la empresa Dynamox puede ayudar y capacitar este equipo para aprovechar y extraer lo mejor que ofrece la tecnología.

En una etapa más avanzada de la gestión de activos, existe la posibilidad  de la creación de un Centro de Monitoreo de Activos, con acceso a Dashboards (paneles de gestión) personalizados para la visibilidad de activos de diferentes unidades del mismo contrato de concesión.

Entre las ventajas de esos modelo están: poder contar con un equipo de análisis de vibración altamente especializado; estructurar las inspecciones de campo a través de una aplicación específica lo que evita duplicidad de las tareas y genera más control sobre las rutas de mantenimiento, además de permitir la división de los costos de monitoreo entre todas las unidades participantes.

Contudo, la tecnología de monitoreo remoto para mantenimiento es aplicable en sistemas sanitarios e industriales, y puede ayudar al País en el camino para la universalización del saneamiento. Vea abajo algunas de las aplicaciones para el sector:

Mantenimiento Predictivo y saneamiento básico

El nuevo Marco Legal para el Saneamiento Básico, surgió como una alternativa, con la inclusión del sector privado en la provisión de saneamiento, para que se cumpla el objetivo del Plano Nacional de Saneamiento Básico.

La tendencia es de alta competencia por un contrato de concesión entre las empresas que actúan en el sector,  y para destacarse de las demás empresas, se hace necesario el uso de una tecnología de punta.

El monitoreo contínuo inalámbrico de mantenimiento predictivo tiene potencial para que la colecta y distribución de saneamiento sea mejor monitoreada y evite desperdicios, colaborando para el medio ambiente, la sociedad y la dignidad de las personas.

¿Quiere conocer más sobre las aplicaciones de mantenimiento preventivo y predictivo para los servicios de saneamiento básico? Entre en contacto.

Suscríbete a nuestro boletín y recibe nuestros contenidos


Compartir:

Twitter
LinkedIn
Facebook

Suscríbete a nuestro boletín y recibe nuestros contenidos

No te pierdas las noticias y actualizaciones de Dynamox

Dynamox S.A

Rua Coronel Luiz Caldeira, nº 67, bloco C - Condomínio Ybirá Bairro Itacorubi, Florianópolis/SC, CEP 88.034-110 | Teléfono: +55 48 3024-5858